Las cinco Denominaciones de Origen de Galicia (Rías Baixas, Ribeiro, Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei) esperan recolectar este año unos 50 millones de kilos de uva. Una cantidad menor que la del año anterior pero que tendrá una calidad mayor debido al tiempo. A partir del día 15 comenzarán el grueso de las vendimias en la comunidad.

Por vendimia se entiende la recolección o cosecha de las uvas. En el caso de las uvas de mesa se usa simplemente el término cosecha.

En las inscripciones egipcias se representa la vendimia y la pisa en lagares ya en el II milenio a.C.; los Faraones de aquel tiempo tenían coperos oficiales.

El período de vendimia varía entre febrero y abril (en el hemisferio sur), y julio y octubre (en el hemisferio norte). Esto depende del grado de maduración de la uva que se desee, es decir, del momento en que la relación porcentual entre los azúcares y los ácidos en el grano de uva han alcanzado el valor óptimo para el tipo de vino que se desea producir (Véraison). Si bien este parámetro es genéricamente válido para la uva de mesa, en el caso de la uva destinada a la producción vinera es necesario considerar otros parámetros para decidir cuando es tiempo de vendimia. Esto puede depender de:

  • Condiciones climáticas: al aumentar la latitud, la uva madura más tarde.
  • Zona de producción: las uvas de las viñas expuestas al Sur (en el hemisferio norte; al Norte en elhemisferio sur) maduran primero. Al aumentar la altitud, la uva madura primero.
  • Tipo de uva: los viñedos de uva blanca maduran generalmente primero que las de uva negra.
  • Tipo de vino que se quiera obtener, determinado por la mayor o menor presencia de algunos componentes, tales como: